Un entorno NO accesible NO es inteligente

Cerca del 15% de la población mundial, sobre mil millones de personas de los cerca de siete mil que existimos, viven con algún tipo de discapacidad y aunque en España tenemos cerca de 100 normas que establecen requisitos al respecto, mantenemos su claro desconocimiento y en la sociedad actual, las tecnologías y telecomunicaciones, bastiones muy importantes para 'acceder a..', apenas son aplicadas para eliminar las barreras que en el día a día se les presentan a estas personas. Con las 'smart cities' tenemos la oportunidad de hacer que una ciudad sea verdaderamente 'inteligente' si además de pensar en llenarla de sensores, actuadores o sistemas de video con capacidad de autoanálisis para control y gestión, eficiencia energética, etc. egoístamente, para la sociedad, la dimensionamos accesible a todo tipo de personas mayores o discapacitadas, porque cuanto mayor sea su autonomía personal, privacidad y seguridad, mayores beneficios aportarán al resto. 
 
No es sólo cuestión de derechos sino un cambio de mentalidad enfocado al uso práctico y racional de la tecnología poniéndola a disposición del individuo y del colectivo por lo que cualquier proyecto debería basarse en la realidad y experiencia de quien, como afectado conoce la problemática y puede ayudar a buscar soluciones para solventarla.
 
Muy importantes serán elementos como el 'Accemóvil' (Sistema de comunicación de telefonía móvil táctil, accesible y abierto, desarrollado en android para hacer accesibles los smathphone) o el bastón inteligente, 'Blindspot' para personas ciegas, que mediante un módulo trackpad digital adosado, envía audio a un auricular bluetooth y cuenta con una especie de guía que indica la dirección hacia la que dirigirse, informa de los obstáculos elevados sobre el suelo o desconocidos como un toldo o saliente inesperado o localiza en el entorno a los amigos conectándose con ellos vía bluetooth gracias a aplicaciones como foursquare.
 
También lo serán aquellos que permitan poder llamar o abrir la puerta que existe al final de la rampa o que ayuden a saber si llaman, a cerrar/abrir una ventana o un grifo, manejar un TV, acceder a Internet, accionar la luz o un electrodoméstico, etc. todo ello necesario y obligado en el Hogar, el Edificio, la Comunidad o la Ciudad que quiera llamarse 'Digital e Inteligente'.
 
Y sin tocar el mundo rural, si las personas nos movemos básicamente entre viviendas, comercios, oficinas, colegios, etc. células de edificios ubicados en espacios, calles, plazas o parques, que a su vez forman las ciudades ¿por qué no comenzar por 'adaptar la inteligencia' de manera racional siguiendo la lógica de 'mayor necesidad y uso diario', hasta llegar a las ciudades?
 
Laborioso trabajo para el Comité de Normalización AEN/CTN 178 'Ciudades Inteligentes' creado en la SETSI si, como debe de ser, para la ordenación de infraestructuras, Indicadores, Semántica, Gobierno, Movilidad, Energía o Medioambiente en las Smart Cities humanamente habitables, antepone como obligada y social necesidad, contemplar la accesibilidad física y tecnológica para todos.
 
 
 
 
 
 

Sobre el autor