DS E-TENSE: espectáculo visual y tecnológico por las calles de Madrid

Si bien es difícil que en las calles de Madrid las miradas se vuelvan al paso de un automóvil, muchas lo han hecho estos días al paso de un modelo único: el  DS E-Tense.
Y tiene su lógica pues a la vista aparece una  imponente carrocería de 4,72 m de largo y solo 1,29 m de alto. Su silueta de coupé Gran Turismo, subrayada por un dorsal cromado y su innovadora zaga trasera le han hecho merecedor del premio al "Vehículo más bello" en la pasada edición del Concurso de Elegancia Chantilly Arts & Elegance Richard Mille.
La iluminación es un aspecto en que se ha trabajado mucho. Las ópticas delanteras están conformadas por módulos led  inspirados en el mundo de la joyería y la relojería. Las luces diurnas -diseñadas en forma de perlas- subrayan la mirada del vehículo. En la zaga, los intermitentes integrados en el techo son un guiño al primer modelo, el DS de 1955. Los pilotos traseros, equipados con tecnología full led y diseñados como láminas, parecen adquirir vida con el automóvil en marcha. Además son faros "inteligentes", capaces de girar 180º para recibir al conductor, de generar un flujo luminoso 20º más amplio en los laterales y de modular su luminosidad dependiendo si se circula por autopista o en condiciones adversas, como lluvia, niebla o nieve. Un anticipo de lo que se podrá ver en los próximos modelos DS. El E-Tense no tiene luneta: esto ha obligado a ingenieros y diseñadores a aplicar  los últimos avances en la tecnología del retrovisor digital, asociada a la cámara de visión trasera.

El interior asocia el savoir-faire del lujo francés con materiales nobles como los cueros pulidos y pespunteados en los asientos y el aluminio tramado en la consola central. Los guarnicioneros han dedicado 800 horas de trabajo a diseñar, probar y realizar la nueva generación del acabado 'Bracelet' de los asientos y el salpicadero, donde destaca la presencia de acero frío, que aporta una estructura futurista. Entre otros detalles,destaca  el volante, con una forma acampanada, o la trama 'Clous de Paris', surgida del mundo de la alta relojería, que rodea los elementos de la consola central.

Algunos de los elementos y equipamientos del habitáculo del DS E-Tense son fruto de un proceso innovador: el diseño paramétrico. Ya utilizado en el mundo de la costura o de la arquitectura, este método permite generar superficies y volúmenes de una forma diferente. Ejemplos de su aplicación: el salpicadero y la rejilla de la calandra frontal, en la que también se ha recurrido a la impresión 3D.

Ante los ojos del conductor aparece una  instrumentación digital de alta definición, con un cuadro de instrumentos digital de 12'' asociado con una pantalla táctil de 10''. Sus mandos están controlados por un sistema electrónico desarrollado en colaboración con Coyote. En el centro del habitáculo, los ocupantes pueden consultar las informaciones técnicas en tiempo real, como la pureza del aire o los regímenes de los dos motores. Además, también pueden acceder a un player media inédito. La estética de esta interfaz se ha cuidado hasta el último píxel, con diagramas animados que evocan la aviónica o las puntas de un diamante. Se dibujan bajo los dedos y combinan los colores champán y carmín, identificativos de la marca.

Integrada en el sistema de climatización, la innovadora tecnología 'clean cabin', permite una protección activa de los ocupantes. Detecta, analiza y filtra de forma permanente los elementos contaminantes que provienen del exterior, saneando el aire en el habitáculo.

El sistema de sonido es único. Los 9 altavoces de alta fidelidad FOCAL Utopia transforman el interior del DS E-TENSE en un auditorio con una calidad de sonido  excepcional.

Mas de cuatrocientos caballos y cero emisiones

Como una de las marcas punteras en el Campeonato del Mundo de Fórmula E, DS Automobiles ha acumulado una importante experiencia en el desarrollo de soluciones que optimizan el rendimiento de las cadenas de tracción eléctricas. Esto lo vemos en el DS E-TENSE, que puede presumir de cifras de auténtico 'supercar', con una potencia de 402 CV y un par motor de 516 Nm que le permiten pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,5 segundos y alcanzar los 250 km/h. Y una autonomía que puede alcanzar, en ciclo urbano, los 360 kilómetros.

Las baterías de iones de litio están situadas bajo el chasis del coche, lo que permite tener un centro de gravedad bajo y una distribución de par equilibrada sobre los ejes.
 

Sobre el autor