"La velocidad con la que se difunde un bulo o falsa noticia hace que haya una gran desinformación"

Un mensaje en las redes sociales activó la chispa y Jorge Pérez, guardia civil destinado en Aguilar de Campoo, experimentó en su propia vida lo que es ser famoso gracias a Internet y las redes sociales. Ahora, desempaña labores de seguridad ciudadana y compartirá su experiencia en el mundo digital, en el congreso r-evolución que tendrá lugar el día 2 de octubre en Valladolid y cuyas entradas ya están a la venta en https://revolucion.elnortedecastilla.es/. Telefónica es patrocinador oro; Media Markt, socio tecnológico; Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid, patrocinadores plata; el Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León, partner, y A3Media socio colaborador.

-¿Cuál es la labor de la Guardia Civil en redes sociales?

-Primero, la de destacar la propia labor que se realiza diariamente,  así como la de dar a conocer las distintas y muy variadas especialidades con las que cuenta la Institución. Y otra, la de aprovechar esta era digital en la que nos encontramos inmersos para dar a mostrar esa faceta más personal, que de alguna manera busca el que la gente empatice con los agentes, rompiendo así antiguos estereotipos e ideas equivocadas, y destacando por encima de todo que nuestra labor es la de servir y proteger.

-¿Cuáles son los errores más frecuentes que cometemos los usuarios en Internet?

-Si lo enfocamos hacia las redes sociales, señalaría sobre todo el aceptar invitaciones de amistad de contactos que puedan ser falsos, cuyo objetivo es recopilar información de nuestra cuenta, contactos,… Dar o mostrar más información de la necesaria es otro error que se suele cometer, entendiendo y aplicando esto con una regla simple y básica que es la del sentido común.

-En las redes sociales exponemos nuestra vida sin ningún tipo de pudor. ¿Qué normas preventivas debemos tomar?

-Creo que  algo muy importante a destacar sería no dejar que las redes sociales controlen nuestra vida; se deben usar con control y sensatez. No facilitar información personal, protegiendo así la identidad. Otra norma sería usar la webcam solo con personas de confianza y, por último, mantener el perfil privado para que solo amigos puedan tener acceso a nuestra información y, por supuesto, denunciando el ciberacoso.

-Especialmente sensible es el público menor de edad. ¿Qué debemos decirles para que utilicen Internet y las redes sociales con garantías para su integridad?

-El papel de los padres aquí es fundamental, si bien es cierto que en España la Ley de Protección de Datos no permite tener cuenta en una red social hasta los 14 años,  prohibiendo así  que se registren sin el consentimiento de sus padres o tutor legal. El problema viene con esos menores que falsean sus datos pudiendo crear así las mencionadas cuentas. La mejor forma de evitar estas situaciones es formándoles desde pequeños en el uso responsable de las tecnologías. Conocer y reconocer los peligros que se esconden en la Red.

-¿Cómo vivió usted la vorágine que suscitó su foto en las redes sociales?

-¡Con sorpresa! Todo me llegó inesperadamente y el que yo no fuese muy activo en las redes sociales hizo que la sorpresa fuese aún mayor. Simplemente puedo decir que es algo de lo cual estoy agradecido, y saber que la vida, en ocasiones, tiene sorpresas reservadas. La gente es fantástica conmigo y así me lo hace saber tanto por la calle cuando me ven como por las redes sociales. Ahora veo el mundo de las redes sociales sin obsesionarme y sin presión añadida. Procuro que no controlen mi vida.

-¿Por qué es tan sencillo difundir un bulo?

-Por la gran velocidad a la que se difunde ese bulo o noticia falsa. Esa viralidad, en ocasiones imparable, y la no constatación de esa información, hace que haya una gran desinformación, en la que luego se hacen juicios de valor, críticas y desprecios siendo totalmente infundados. Por eso es tan importante, antes de compartir cualquier noticia, verificarla y contrastarla.
 

Información e inscripciones

Sobre el autor