Los adolescentes pasan más horas en Internet que en el colegio

Los adolescentes españoles, con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años, pasan más horas al año conectados a Internet que en el colegio ya que navegan 1.058 horas y media, cuatro horas y treinta minutos más del tiempo que pasan en el colegio.

Esta es una de las conclusiones del estudio “Familias hiperconectadas: el nuevo panorama de aprendices y nativos digitales” realizado por la plataforma de seguridad digital Qustodio que incluye más de 1.200 entrevistas a padres de España, Estados Unidos y Reino Unido, con hijos de entre 5 y 17 años.

Los autores del informe han constatado que los niños españoles de entre 5 a 11 años, estudiantes de Primaria, pasan una media de 711 horas y 45 minutos conectados al año, mientras que en el colegio están 792 horas, o lo que es lo mismo 80 horas y 15 minutos más que conectados a la red. Todo esto se traduce en una media de dos horas y 24 minutos diarios, aunque un 26 % asegura sobrepasar las tres horas al día.

Por comunidades autónomas, Canarias y Murcia, ambas con tres horas y 18 minutos de conexión de media, son aquellas en las que los niños pasan más horas en la red, frente a Cantabria, con una hora y 36 minutos, y La Rioja (una hora y 54 minutos), ambas por debajo de la media nacional.

Otros datos a destacar de la encuesta son que cada hogar español cuenta de media con tres teléfonos, una cifra que aumenta hasta cinco o más en una de cada diez casas.

Pero hay más datos: el 38 % de los padres españoles se considera adicto al móvil frente a un 36 % en EEUU y Reino Unido, y la mitad de ellos cree que se relaciona menos con su familia por el uso excesivo del móvil. De hecho, el 80 % se siente mal por ello.

Apagar las notificaciones, activar el modo avión o establecer horarios de uso son algunas de las estrategias utilizadas por los padres españoles para reducir su uso, pero, a pesar de estas cifras, el uso que hacen sus hijos de internet todavía no es una prioridad para estas familias, aunque se observa una preocupación mayor por este tema entre los padres más jóvenes.

Sobre el autor