iPad, ocio y trabajo en el mismo dispositivo

Estamos siendo testigos de la incorporación tecnológica más rápida de la historia empresarial, más veloz que la de los PC, los portátiles y los teléfonos inteligentes. Desde que su primera versión fuera lanzada en 2010, convirtiéndose en una referencia para el sector y modificando la forma de entender la movilidad hasta el momento, el iPad de Apple ha ido incrementando el número de unidades vendidas año tras año.

Pero el uso del iPad no se reduce al espacio de ocio personal, sino que empieza a perfilarse como una potente herramienta de trabajo que permite movilizar y optimizar procesos de negocio, incluso de manera más eficiente a como lo hacen los smartphones y, por supuesto, los portátiles. Y esto no sólo ocurre en las grandes compañías, sino también en las PYMES, que pueden incrementar su productividad y reducir sus costes al hacer uso de esta nueva tecnología incorporando soluciones de gestión para, desde dentro o fuera de la oficina, acceder a cuadros de mando para la toma de decisiones en tiempo real, fomentar la relación con los clientes y consultar catálogos, facturas y documentos.

El mismo año del lanzamiento del iPad, Apple también creó su programa Authorized Systems Integrator, abierto a un reducido número de partners estratégicos, con el objetivo de ampliar la presencia internacional de sus productos en el sector público y en el empresarial. En España, everis ha sido la primera consultora seleccionada para formar parte de este programa. El estricto compromiso con la calidad y el alto nivel de conocimiento que conlleva la pertenencia a este programa, garantiza a la empresa que apueste por esta tecnología el éxito en la implantación de una manera eficaz, fiable y segura.

En entornos empresariales la seguridad y la protección de los datos son factores críticos. El iPad incluye prestaciones integradas de autenticación, cifrado y seguridad multicapa. Además, es posible gestionar los iPad de todos los empleados desde un sistema de gestión de dispositivos móviles (MDM) que permita mantener diferentes perfiles de usuarios, restringir funciones, distribuir aplicaciones y realizar borrados remotos. Todo ello de una manera centralizada, reforzando la seguridad y manteniendo toda la información corporativa bajo control.

Además, el iPad incorpora ciertas capacidades para su rápida integración con la posible infraestructura corporativa existente: conexión inalámbrica a redes Wi-Fi y VPN, compatibilidad con servidores de correo corporativos, y posibilidad de descarga e incluso creación de aplicaciones a medida que permitan comunicarse con sistemas de back-end (SCM, ERP, CRM).

Probablemente la clave de que la penetración del iPad en el ámbito laboral esté creciendo tan rápido en los últimos meses sea que es percibido como un objeto de ocio y una herramienta de trabajo al mismo tiempo. Esto ayuda a derribar barreras para extender su uso por parte de empleados y directivos y a lograr un mayor grado de implicación en sus tareas.

Zoom Kobe Venomenon V 5

Sobre el autor