La edad ideal para regalar un móvil a un menor

Es el regalo estrella de la celebración de la Primera Comunión o de los Reyes Magos. En torno a los 10 años, los niños reciben su primer móvil. Pero... ¿Es la edad ideal? ¿Cuál es el mejor momento para comprar un móvil a un niño o adolescente?

El Instituto Nacional de Ciberseguridad - INCEBE- recomienda basar esa decisión en la necesidad que se tenga del móvil y el grado de madurez y responsabilidad del menor. Estos dos elementos son más importante que la edad que se tenga.

Los riesgos a los que se enfrentan los menores son el uso excesivo, situaciones de fraude y ciberacaso, posibles adiciones y amenzas a su privacidad. El menor, muchas veces por desconocimiento, suele hacer fotos o grabar vídeos a terceras personas y las difunde sin su consentimiento. Aunque parezca irracional, es lo que se debería hacer siempre que subimos una foto a las redes sociales: Deberemos pedir permiso a los participantes de esa foto o vídeo. Si los adultos no lo hacemos, evidentemente los menores tampoco lo van a hacer. No obstante, no exime esta situación de informar al menor no tanto de los peligros de subir una imagen o vídeo de un familiar o amigo, sino, sobre todo, del derecho a preservar su imagen en Internet. Otro de los peligros es acceder a contenido no apropiado para su edad. Desde contenido sexual hasta dar el consentimiento a ciertos servicios sin saber qué aceptamos, puede traer desagradables consecuencias tanto al niño como a los padres.

Algunos servicios muy populares como WhastApp exigen una edad mínima de 13 años, edad que sube a los 14 años para usar Instagram. Pero no olvidemos que estas dos plataformas pertenecen a Facebook y, como tal, el usuario consiente a que sus datos personales sean procesados y transferidos a Estados Unidos, entre otras claúsulas. Cuestiones que la mayoría de los usuarios de las redes sociales no las conocemos y encontramos más beneficios que compensan la pérdida de privacidad.

Como no deja de ser una decisión de los padres, lo importante en hacer al niño partícipe de la compra del móvil. Analizar para qué lo va a usar y conocer el uso que hará el menor del móvil es fundamental para valorar hasta qué punto está preparado el niño o niña para manejar su móvil.

Diversos estudios, muestran que los padres, aunque conocen el uso que hacen sus hijos de los móviles, tienden a subestimar dicho uso como hacer fotografías o grabar vídeos. Es importante hablar con ellos de los riesgos de difundir este tipo de imágenes, y, mucho más, si tiene contenido sexual o denigrante. Hay que poner un PIN que sepa el niño y el adulto y, si no hay necesidad, desconectar las opciones de GPS o bluetooth y no utilizar redes WIFI públicas, para evitar ser hackeados.

En conclusión, podemos decir que no hay una edad límite o exacta.  Depende mucho de la madurez del niño o adolescente y del uso que se haga. La confianza con el adulto es fundamental ya que así el menor podrá disfrutar de las indudables ventajas de la comunicación online y podrá pedir ayuda cuando se encuentre con un problema.

Nike

Sobre el autor